Home Noticias

La Fundación Gala-Dalí, que el año pasado organizó la exposición Dalí by Halsman, ha decidido ilustrar portada y contraportada de su memoria correspondiente al año 2011 con unas fotografías de la conocidísima serie Dali atomicus que Phiplippe Halsman tomara del genial pintor español en 1948.

En la portada va la fotografía que se ve arriba, mientras que la tapa trasera recoge otras seis tomas fallidas por una u otra razón. La verdad es que cuando se repasan las “tomas falsas” de la sesión, como diríamos hoy , no se puede por menos que admirar el trabajo fotográfico puro realizado en los tiempos en los que no existía Photoshop.

La realización de la serie Dalí atómicus requirió 26 tomas, realizadas a lo largo de 5 horas, para llegar a la considerada como definitiva (más abajo). Todo en esta imagen es directo, sin montajes de ningún tipo. Los ayudantes del fotógrafo lanzaban los gatos al aire y también el  agua del cubo, su mujer sostenía una silla en el aire y Dalí saltaba mientras Halsman, tomando prestado el concepto de Cartier Bresson, trataba de captar el “momento decisivo”.

La relación entre Dalí y  Halsman, nacido en Letonia, se inició en 1941 y a lo largo de los años el fotógrafo plasmó la imagen del pintor en múltiples ocasiones. Halsman llegó a firmar 101 portadas de la revista Life a lo largo de 27 años y gozó de un gran reconocimiento como retratista. El recurso de hacer saltar a sus sujetos lo utilizó el fotógrafo en múltiples ocasiones con celebridades tan dispares como Marilyn Monroe, Brigitte Bardot, Audrey Hepburn, Jerry Lewis, Steichen…

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: