Home Noticias

El Congreso de los Diputados (la cámara baja española) tiene una abundante colección de arte que adorna sus múltiples pasillos y despachos. En esta colección hay un subgrupo que es el formado por los retratos de los presidentes de la Cámara ya que, tradicionalmente, cuando uno de ellos cesa se encarga una obra para que su efigie pase a la posteridad.

Pues a raíz de esa tradición la fotografía tiene una buena noticia y otra mala. La buena es que el anterior presidente del Congreso, Manuel Marín, ha propuesto que sea la fotógrafa española Cristina García Rodero – Premio Nacional de Fotografía- la autora de su retrato. Sería el primero fotográfico en la sede parlamentaria, algo que es digno de agradecer ya que, tras cerca de doscientos años de historia, no está mal que una institución como ésta reconozca el valor de la fotografía para inmortalizar retratos e incorpore uno a su colección.

Sin embargo, la parte negativa consiste en que el actual presidente del congreso, José Bono, ha manifestado que prefiere que el retrato de su antecesor sea una pintura para mantener la tradición. Bono alega también como obstáculo el precio del trabajo, que sería de 10.000 euros, aunque no dice cuánto costaría un retrato al óleo alternativo.

Que una institución que debe representar a todos y a todo, le ponga pegas a la voluntad de uno de sus presidentes (que tradicionalmente eligen al autor de su retrato) simplemente porque éste elige la fotografía como medio, resulta absolutamente chocante y desde mi punto de vista rechazable.

En este caso no se trata de una cuestión de lucha partidista (ambos son del Psoe) sino simplemente de una mentalidad, la de Bono, que por lo visto, en materia artística acarrea algún prejuicio que es más bien decimonónico.

Comparte este contenido en las redes sociales
12 respuestas a este post
  1. 10000 euros??? Ese es uno de los problemas de algunos profesionales de la fotografía,que como en otros campos se les suben los humos.

    Estoy de acuerdo con que un fotógrafo profesional tiene que ganarse la vida y luchar contra la competencia desleal,pero de eso a 10000 euros.

    Ahora bien,si se los pagan,que los coja.Mirar los toreros,jugadores de futbol,etc etc.

    Por otra parte,que el señor Bono diga que prefiere un oleo no es de extrañar,si le haces una foto,y te queda como un efecto oleo.
    Hay personas con cargos que deberían modernizarse más y mejor nos iría.

  2. Afortunadamente empieza a haber personas inteligentes, desde hace tiempo el tipico retrato de representación ha dejado de ser una opción, la fotografia permite captar con detalle y precisión tanto el tipo de persona como su personalidad.
    El Sr. Bono es en todas sus formas una persona anticuada, parece añorar la aristocracia y el tiempo pasado. Lo que tiene que hacer es explicar su excesivo patrimonio al tiempo que ejercía puestos públicos y eso a pesar de un gravoso divorcio y no poner normas trasnochadas.

  3. Es vergonzoso cobrar 10000 € por un retrato de un presidente del congreso. Y luego nos quejamos de lo que ganan los politicos?. !Ale todos a robar que ya va quedando poco.

  4. ¿Sabes lo que pasa? Que queda mal poner una foto al lado de tanta pintura. Quizás deberían inaugurar una sala (o pasillo) a parte para retratos fotográficos… Existiendo, seguro que más de uno se animaba a hacerse una foto.

  5. Sabeis cuanto cuesta una cámara buena??? No una compacta de 14mb superchachi piruli, sino un pedazo de cámara, flashes, trípodes, equipo?????? Equipos de revelado y ahora revelado digital???
    Es que pensáis que claro la foto es hacer un clic en una polaroid instantánea.

  6. ¿Pero sabeis quién es la fotógrafa y cuánto suele cobrar, o hablais por hablar? ¿Tambíen conoceis el tipo de trabajo que va a hacer y en qué condiciones?

    Me parece que alugnos no os parais a pensar que puede ser algo más que decirle al primero que pase “por favor me puede hacer una cámara con el congreso de fondo?”, o que esa persona en particular no es una del montón precisamente.

    Una cosa es cuestionar ese gasto en concreto, y otra decir que a la fotógrafa española más prestigiosa del momento, y con mucha diferencia, se le va la cabeza a la hora de dar presupuestos, así por las buenas. Qué disparates hay que leer.

  7. Claro, y todo ese supermegaequipazo sólo sirve para hacer una foto,y después se lo regalan a una ONG.Venga no me j…as.

  8. Como estos cabr….. gastan el dinero que no es suyo les da igual.
    Ahora,que cobrar 10.000€ por una foto…..también hay que echarle un par

  9. Los temas de dinero siempre crean mucha polémica 🙂
    Yo no quiero contradecir a nadie sobre si es mucho o es poco, pero creo que no debe olvidarse la vertiente artística del tema. Quiero decir que cuando alguien dice que un óleo vale 10.000 euros nadie le responde que “ala, con lo poco que cuestan los pinceles y la pintura cómo pueden cobrar tanto por un cuadro” De hecho, los precios de la pintura pueden ser muchísimo más altos. En fotografía, a juzgar por las subastas internacionales de las que hemos informado en FD muchas veces, las cotizaciones también pueden llegar muy arriba.

    Sin duda, aquí la cuestión es si el trabajo de Cristina se cataloga como arte, en cuyo caso 10..000 euros son un precio considerable pero no disparatado, o si se considera “simple fotografía” por usar la terminología legal, caso en el que ese precio sería muy alto.

    Por supuesto, más allá de esto están las consideraciones sobre cómo gastan los diputados y senadores -y los políticos en general- el dinero que pagamos con nuestros impuestos pero ese es un asunto que da para hablar en profundidad y con muchos matices.

Dejar un comentario: