Home Noticias

El fotógrafo catalán Eugeni Forcano (1926) ha sido galardonado con el Premio Nacional de Fotografía que anualmente concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España y que tiene una dotación de 30.000 euros.

El jurado ha reconocido “la extraordinaria calidad de su trabajo, la perdurabilidad de sus imágenes, su larga trayectoria, destacando su capacidad de innovación y experimentación en el lenguaje fotográfico”.

Eugeni Forcano comenzó a trabajar en la revista Destino en 1960 de la mano de Néstor Luján Fernández y Josep Vergés y Matas. Asimismo, colaboró con la agencia Roldós, la Editorial Seix Barral, las agencias France-Presse y Dalmas o la revista Don, donde trabajó, entre otros, con Jaime Gil de Biedma y Juan Marsé.

Forcano ha explicado, “muy emocionado” porque no se lo esperaba “en absoluto” y menos a su “escandalosa edad”, que su obra es “emotiva e interesa sobre todo a la gente sencilla. Mi objeto es la gente anónima que no tiene voz”, ha afirmado.

“Empecé a hacer fotos de pequeño en mi pueblo, aunque no soñaba con algo tan fascinante como ser fotógrafo, pero entonces la revista Destino hizo un concurso y lo gané y Néstor Luján y Josep Plá me llamaron para colaborar con la revista y me cambio la vida porque entré en un mundo cultural y fabuloso”, ha rememorado.

Posteriormente, Forcano desarrolló su carrera en Francia y Suiza y en los setenta se dedicó a la fotografía publicitaria y de moda. En los últimos años se ha dedicado a la fotografía artística de carácter abstracto. En 2009 cedió 650 fotografías al Archivo Fotográfico de Barcelona.

“Gracias a Dios con la moda empecé a ganar el dinero y eso me permitió lograr espacios de libertad y hacer fotos a la gente que me gustaba”.

“Más tarde hice fotos surrealistas y luego me planteé un desafío: si los pintores necesitan de la pintura y del pincel ¿por qué los fotógrafos no podemos usar la luz como generadora de imágenes?”.

Forcano estuvo “luchando” seis años en su estudio para conseguir “fotos que fueran la propia luz, que fuera ella la que generara la imagen. Son fotos insólitas y raras y ahora lo que hace falta es que gusten a la gente”, se ríe.

De esas últimas imágenes sólo se han publicado las 14 que se contienen en la antología que le ha dedicado Lunwerg pero, presume, “hay 200 fotografías insólitas, inesperadas e irrepetibles que esperan exponerse”.

No utiliza las nuevas tecnologías pero, dice, tiene intacta la ilusión y una “gran fuerza interior” que le hace “seguir en la brecha”, y “ahora más”, se alegra de nuevo por un premio que le ha hecho sentirse “muy, pero que muy bien aunque con cierta zozobra de nervios”.

El jurado del premio ha estado presidido por el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Jesús Prieto de Pedro, y formó parte del mismo Rafael Sanz Lobato, premiado en la anterior edición, además de la subdirectora general de Promoción de Bellas Artes, Begoña Torres y Antonio Javier Sánchez Luengo, Juan Ramón Cirici, Lidija Sircelj, Publio López, Rosa Olivares, Isabel Tajahuerce e Isabel Quintana.

En este enlace se puede ver una exposición de sus fotografías.

Comparte este contenido en las redes sociales
4 respuestas a este post
  1. Admito mi ignorancia: no lo conocía más que de oidas (creo), ahora le dedicaré un buen rato.

    Gracias por enseñar.

    Jota.

Dejar un comentario: