Home Noticias

sf.weston08.jpg

Charis Wilson, tenía un nombre desconocido para muchos pero un cuerpo y una imagen presente en la retina de todos los aficionados a la fotografía porque fue, durante once años, modelo, amante y acompañante de Edward Weston,

Charis Wilson murió el pasado viernes a los 95 años en su Casa de Santa Cruz (Estados Unidos) pero ya hacía mucho que vivía entre los inmortales a través de las imágenes del gran maestro del blanco y negro y del sistema de zonas.

Edward_Weston_CHARIS WILSON

Weston la conoció cuando él contaba 48 años y ella tan sólo 19 y desde entonces su relación no hizo más que estrecharse. Pese a que Weston era profesor de fotografía además de artista, ella nunca quiso cruzar el umbral que la separaba del otro lado de la cámara. Miembro de una familia de escritores, su arte, además de posar, era escribir, algo que se puede trabajar “porque escribes y reescribes y vuelves a reescribir”. La fotografía, sin embargo, vista a través de los ojos y la técnica de Weston era algo instantáneo que no admitía trabajo posterior ni retoque, algo lejos de su forma de aproximarse al arte. La pareja protagonizó su particular road movie que acabó plasmada en un libro del que ella, con sus textos, es coautora, California and the West .

En este enlace se puede leer una entrevista (en inglés) con ella realizada hace dos años.

edward_weston-charis_wilson

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: