Home Noticias

fallece Marac-Riboud

Agosto se cierra con una baja en el plantel de grandes fotógrafos clásicos ya que ayer falleció Marc Riboud, con 93 años y convertido desde hace mucho en un icono de la fotografía humanista y el fotoperiodismo, un género que cultivó dentro de la agencia Magnum a la que accedió después de haberse entrevistado con Henri Cartier-Bresson y Robert Capa.

Además de una importantísima colección de imágenes en blanco y negro que acreditan su maestría, Marc Riboud fue también capaz de conseguir algo que es todavía más difícil que hacer una buena fotografía cómo conseguir que algunas de sus imágenes se convirtieran en iconos reconocibles de esos que quedan acuñados en nuestras mentes y se añaden a la memoria colectiva de varias generaciones.  Ese fue el caso de aquella imagen que captó en 1967 durante una manifestación en Washington contra la guerra de Vietnam cuando una muchacha se plantó ante los fusiles con bayoneta calada de la Guardia Nacional y le ofreció al soldado que tenía delante una flor  que puso sobre su cara. Fue una imagen de las que hacen época pero no la primera que él había realizado porque mucho antes, cuando iniciaba su carrera, publicó en la revista Life, allá por 1953, una fotografía titulada pintor en la Torre Eiffel que también ha llegado a tener esa categoría de cliché mundialmente reconocido y recordado.

Marc-Riboud-3

A este gran fotoperiodista su carrera le ha convertido en trotamundos. Viajó por Oriente Medio y Afganistán así como por la India y Japón. Estuvo en la Rusia de la Unión Soviética durante los años 60 y también en Algeria cuando este país luchaba por su independencia frente a Francia. Fue uno de los pocos fotógrafos en cubrir a finales de los años 60 la realidad de los dos Vietnam el del Norte y el del Sur y China se convirtió también en uno de los destinos recurrentes a lo largo de su carrera. Hoy su página  web, donde es posible hacerse una idea de su trayectoria y leer algo de su biografía, se puede navegar tanto en francés y en inglés como en chino,  lo que posiblemente da una idea de su relación con el gran gigante asiático.

Marc-Riboud-2

Riboud había nacido en Lyon en el seno de una familia burguesa en 1923 y tomó sus primeras fotografías en la Exposición Universal de París de 1937 con una cámara Vest-Pocket que le había regalado su padre al cumplir los 14 años.

En 1944 se unió a la resistencia francesa en su lucha contra la ocupación del país por la Alemania nazi y al año siguiente inició estudios de ingeniería en Lyon, aunque a comienzos de los años 1950 dejó esa profesión para consagrarse a la fotografía.

Después vino la fotografía del pintor de la torre Eifel para Life y fue entonces cuando de la mano de Henri Cartier-Bresson y de Robert Capa entró en la agencia Magnum de la que llegó a ser presidente.

Desde los años 1980, se han organizado multitud de exposiciones exposiciones de su obra en ciudades como París, Londres, Nueva York, Pekín o Hong Kong y sus fotografías han quedado recogidas en múltiples libros individuales y colectivos.

Marc-Riboud-4

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: