Home Noticias

La mitomanía es un poderoso imán para el ser humano, cualquier cosa que huela a famoso puede llegar a adquirir una alta valoración ya sea una mesa que usó Napoleón, una cazadora de Michael Jackson o un retrato de algún personaje.

Y sin duda las subastas son el terreno idóneo para dar rienda suelta a esta pasión. En esta ocasión no se ha tratado de un sofisticado desnudo de Carla Brunni lo que se ha puesto a la puja sino un ferrotipo en el que quedó plasmada la desgalichada figura de Henry McCarty alias Billy el Niño, Winchester en mano. La imagen ha sido vendida en una subasta en la ciudad de Denver y sin duda ha sido el mejor “golpe” de este ratero ya que consiguió 1,6 millones de euros, cantidad a la que se llegó desde un precio de salida de 105.000 euros.

En su día, el afamado forajido gastó 25 centavos en hacerse tomar la fotografía mientras que estaba en Fort Sumner, luego se la regaló a su amigo Dan Dendrick, cuya familia la conservó desde entonces. Le faltaba poco para morir a sus 21 años y no hubo más fotos, esta sería la ilustración para su triste carrera que empezó de ratero en los puertos de Nueva York y acabó convirtiéndose en leyenda del “Far West”

Como bien se puede ver en la imagen, la fotografía ni tiene un buen estado de conservación, ni es reseñable desde el punto de vista de su calidad técnica o compositiva. Es un buen documento sobre un cómo vestía un pistolero de la época y una pieza histórica como retrato de un personaje famoso, pero está claro que sólo un excéntrico millonario – William Koch en este caso– puede ser feliz pagando tal suma por poseer esta pieza.

El comprador es hermano de dos destacados donantes del ‘Tea Party’. Koch vive en Florida y cuenta con grandes extensiones de tierra en las montañas del centro de Colorado, donde pasó la mayoría de su corta vida el bandido estadounidense.

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: