Home Noticias

Aunque casi siempre damos noticias de Christie’s y Sotheby’s, las grandes subastas no son sólo cosa de ingleses y americanos. El departamento de fotografía de la barcelonesa Soler y Llach realizará el 15 de diciembre  de 2010 la subasta de otoño dividida en dos sesiones, la primera bajo el título de Acciones, retratos y paisajes de la fotografía  contemporánea en la que se hace un breve e interesante recorrido  por algunas de las tendencias y artistas que han sido decisivos  en la esfera artística y fotográfica del último medio siglo. Las estimaciones  de precio van desde los 1.000 a los 40.000 €. La segunda  sesión está dedicada a Fotografías y fotolibros y está compuesta por 384 lotes  entre los que destacan un daguerrotipo de 1845 con una estimación de  60.000-80.000 € que es la primera representación fotográfica, conocida,  de una bailarina de flamenco y de cualquier otro tipo de danza española.

La exposición de las fotografías se hará los días 13-14-15 de diciembre en  Soler y Llach (Beethoven, 13, Barcelona) también se pueden consultar los  lotes de la subasta en este enlace .

Acciones, retratos y paisajes de la fotografía contemporánea

La subasta Acciones, retratos y paisajes de la fotografía contemporánea  hace un breve e interesante recorrido por algunas de las tendencias que han  sido decisivas en la esfera artística y fotográfica del último medio siglo. Está  compuesta por 86 lotes en los que podemos encontrar fotografías de Diane  Arbus, William Kleim, Robert Maplethorpe, Andrés Serrano, Thomas Struth,  Nan Goldin, Gunther Forg, Orlan, Jorge Molder, Sandy Skoglund, Gabriele  Basilico, Joan Colom, Antoni Miralda, Marina Abramovic, Christo y Jeanne-  Calude, Jordi Cerdá, Joan Fontcuberta, Humberto Ribas, Pere Formiguera,  Xavier Rivas, Ouka Leele.

En la década de 1970 la fotografía se institucionalizó  iniciando un proceso en el que aumentó su prestigio cultural y artístico.  Tuvo una gran visibilidad en la esfera artística, y el hecho de que fuese un  medio en el que pesaban tanto las funciones sociales como las distinciones  artísticas la convirtió en uno de los instrumentos privilegiados que utilizaron  los artistas contemporáneos y en objeto de estudio de escritores, sociólogos,  historiadores del arte, filósofos, etc.

Este proceso se inició después de la segunda  guerra mundial, periodo en el que la fotografía documental fue adquiriendo  un gran peso en la esfera fotográfica. Creadores como William Kleim,  Joan Colom o Diane Arbus expandieron los límites de la fotografía documental  al introducir aspectos vinculados a las corrientes de pensamiento más renovadoras  de aquel periodo. William Kleim ,en los años 50, realizó una serie  de fotografías de Nueva York en las que su formación como pintor le llevó  realizar imágenes, en las que el accidente jugó un papel importante, fotos  movidas, contrastadas, con mucho grano, desenfocadas en las que igual  que en la obra de los pintores del Action painting el gesto jugó un importante  papel. Joan Colom fue otro fotógrafo que partió de un posicionamiento gestual  basado en la obtención de fotografías sin mirar por el visor. Su estrategia  se basaba en colocar la cámara en la mano y fotografiar sin ser visto, lo que  le permitía obtener imágenes muy próximas, muy directas.

En la década de  1967 John Szarkowski comisarió la exposición New Documents que presentó  en el Museo de Arte de Nueva York, en la que mostró la obra de tres  jóvenes fotógrafos entre los que estaba Diane Arbus que partieron de sus  propias experiencias y visiones para obtener unas fotografías que renovaron  el concepto de fotografía documental llevándolo hacia fines más personales.  En este mismo periodo, desde una esfera muy lejana, un grupo de artistas  como Cristo, Marina Abramovic, Antoni Miralda o Jordi Cerdà entre otros iniciaron  un proceso de desmaterialización de la obra de arte, en el que hicieron  del documento un nuevo soporte artístico. Tomaron la fotografía y otros medios  alternativos como el video como un instrumento para registrar sus acciones,  sus intervenciones en el cuerpo y en la naturaleza.

Las fotografías documentales, realizadas por los artistas conceptuales, son  las que hicieron posible la entrada de la fotografía en el mundo del arte durante  este periodo. El estilo documental fue una de las líneas hegemónicas  de la esfera fotográfica durante varias décadas, aunque hubo otras tendencias  que tuvieron un gran peso en este periodo como fue la fotografía construida  realizada por creadores como Arthur Tress, Joan Fontcuberta o Pere  Formiguera que partieron de un tipo de fotografía fantástica en la que el surrealismo  y el absurdo tuvieron un gran peso, aunque fue con el posmodernismo  cuando la fotografía construida fue utilizada de forma más  generalizada por los artistas. Los posmodernos consideraron a la fotografía  como uno de los medios que mejor se adaptaba a sus teorías y está pasó  a ocupar un papel central en los debates artísticos de ese periodo, lo que la  llevó a convertirse en uno de los medios más atractivos y una mayor visibilidad  de la esfera artística de las últimas décadas. La subasta nos permite  hacer un breve recorrido por algunas de las tendencias que han sido decisivas  en la creación contemporánea.

fotografías y fotolibros

La subasta Fotografía y fotolibros está compuesta por 384 lotes que van  desde los inicios de este medio hasta el periodo actual. El siglo XIX se inicia  con unos daguerrotipos entre los que se encuentra la primera fotografía conocida  que se utilizó como representación del flamenco y de cualquier otro  tipo de baile español. Es un daguerrotipo realizado cerca de 1845 en el que  se fotografió a una bailarina de la escuela bolera en posición de bailar, estimación  60000 – 80000 €. Es una pieza de una gran belleza plástica y de  una gran rareza ya que por cuestiones técnicas los fotógrafos de este periodo  realizaban las fotografías con los modelos sentados y apoyados para  que no saliesen movidas y se avanza temáticamente y conceptualmente a  la excelente pintura Lola Valence que realizó Eduard Manet en 1862

En  este periodo también hay un grupo de fotografías de Charles Clifford, entre  las que destaca la tomada en Barcelona durante la visita de Isabel II en 1860,  estimación 2900 – 3500 € y una serie de los primeros tirajes comercializados  por el estudio J.Laurent, que son los más apreciados y buscados por los coleccionistas,  por su gran calidad, estimación 500 – 700 € . El siglo XX se inicia  con las fotografías pictorialistas de José Ortiz Echagüe, Antonio Arissa,  Vicente Martínez Sanz y Miguel Goicoechea entre otros. Le siguen las fotografías  modernas de Josep Sala, Pere Català Pic, Antoni Arissa, Gabriel  Casas, Josep Alemany, Alexander Klebnikov, Theodore Roszak y Carlos  Nyssen entre otros. En el apartado de la Guerra Civil hay fotografías de Robert  Capa, Adalberto Benítez, Juan Guzmán, Faustino Mayo, Martín Santos  Yubero y algunas de las imágenes más impactantes y dramáticas de las que  realizó Agustí Centelles de los bombardeos de Lleida y de Barcelona, 1000  – 1400 €.

La posguerra europea está representada por las dos grandes tendencias  del momento. Las primeras fotografías están vinculadas al formalismo,  sus autores Annelise Hager, Konrad Hoffmesister, Ramón Masats,  Francesc Catalá-Roca recuperaron el espíritu experimental del periodo de  entreguerras, el segundo grupo está compuesto por fotografías de Robert  Doisneau, Alfred Eisenstaedt, Rene Burrí Thomas Hopker sus fotografías siguen  la tradición documentalista y su estética esta próxima al humanismo,  también hay una importante secuencia de fotografías tomadas por el fotógrafo  mejicano Rodrigo Moya a Ernesto Che Guevara en julio de 1964, estimación  7000 – 8000 € cuando ocupaba el cargo de director del Banco  Nacional en La Habana, y nos muestran, de una forma muy natural y directa,  diferentes aspectos del Che.

El siglo XX finaliza con una serie de Retratos  de Pablo Picasso, Salvador Dalí y José Ortega y Gasset, realizados por Jacqueline  Picasso, Nicolas Müller, Pilippe Halsman o Ricard Sans, y con un  grupo de fotografías que se inicia en el mayo de 1968 y que ilustra los cambios  sociales y de hábitos que se produjeron durante los años 1960 y 1970.  En el apartado fotolibros hay publicaciones entre las que se encuentran  Sumo, espectacular monografía de Helmunt Newton estimación 6000 – 7000  €, L´Ange Heuterbise, de Man Ray y Jean Cocteau, estimación 1800 – 2200  €, Ein Ghetto im Osten, de Moi Ver, estimación 400 – 500 €, Images a la  sauvette, Henri Cartier-Bresson, estimación 2500 – 3000 € entre otros.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: