Home Noticias

Han pasado ya 4 días, pero nunca es tarde si la desdicha es cierta y ciertamente lo es con el fallecimiento de Jorge Rueda, uno de los grandes nombres de la historia contemporánea de la fotografía española, un provocador, un hombre de temperamento que fundó la mítica Nueva Lente y que un día allá por los años 80 decidió retirarse a las Alpujarras.

Su lenguaje estuvo siempre marcado por la contraposición de imágenes y el fotomontaje como herrramienta de creación de contraposiciones e iconos impactantes cercanos muchas veces al universo surrealista.

Aunque siempre fue un fotógrafo valorado y expuesto nacional e internacionalmete, lo cierto es que eludió hacer carrera de “artista” e integrarse en los circuitos, lo que no evitó en modo alguno el reconocimiento como el brindado por el Centro Andaluz de la Fotografía que en 2007 le organizó una antológica cuya itinerancia tiene aún pendiente una parada en el Centro de Arte de Alcobendas en 2012.

Su muerte ha sido inesperada y le ha llegado a los 68 años. Su cámara ha dicho adiós, sus imágenes siguen vivas.

 

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post

Dejar un comentario: