Home Noticias

Sotheby’s  ha recaudado más de 12 millones de dólares con la venta de la colección fotográfica de Edwin Land, el creador de Polaroid, organizada esta semana en Nueva York, en una puja en la que se han marcado numerosos nuevos récords para artistas.

Hace ya algún tiempo que en estas páginas informábamos de esta subasta y sus razones judiciales. En aquella ocasión adelantábamos la estimación de recaudación que se calculaba entre 7,5 y 11,5 millones de dólares, una cifra que se ha visto ligeramente superada en el margen alto de la horquilla.

La subasta, una de las más importantes que Sotheby’s dedica a la fotografía logró una cifra final de 12.467.638 dólares y en ella se establecieron un total de catorce nuevos récords para artistas tan conocidos como Ansel Adams, Andy Warhol, Lucas Samaras, Harry Callahan, Chuck Close, Robert Rauschenberg y David Hockney.

Organizada en dos sesiones, la puja en la que se vendieron más de mil trabajos de algunos de los fotógrafos más destacados del siglo XX, coleccionados por el creador de Polaroid, superó con creces el valor estimado que Sotheby’s les había calculado y que se situaba entre 6,9 y 10,7 millones de dólares.

El reconocido fotógrafo Ansel Adams lideró la venta después de que un comprador pagara 722.500 dólares por “Clearing Winter Storm”, una espectacular vista de 98×132 centímetros del Parque Nacional de Yosemite (California) que había sido valorada por un máximo de 350.000 dólares.

Esa pieza supuso un nuevo récord para el artista al superar el precio máximo pagado en subasta por una obra suya, que se situaba en 609.600 dólares.

Un autorretrato de Andy Warhol, de 1979, donde el artista aparece con los ojos cerrados en una polaroid de gran formato, se vendió por 254.500 dólares, un nuevo récord también para una obra fotográfica del reconocido artista.

Otra de las obras récord fue un gran mural de Chuck Close, un autorretrato formado por nueve grandes “polaroids”, vendido por 290.500 dólares.

David Hockney también consiguió un récord con un mural compuesto por 63 instantáneas que fue vendido por 194.500 dólares; mientras que Robert Rauschenberg alcanzó un precio máximo al venderse una de sus composiciones fotográficas por 242.500 dólares.

Entre las otras piezas que alcanzaron valores destacados se encuentran una obra compuesta de una sola “polaroid” del griego Lucas Samaras, que muestra dos manos entrelazadas sobre un fondo negro y que se vendió por 194.500 dólares.

Así como el paisaje “Trees and Mist”, de Harry Callahan, que se adjudicó por 254.500 dólares.

La millonaria cifra total alcanzada en dicha subasta ayudó a que Sotheby’s pudiera pagar a los acreedores de Polaroid, que se declaró en bancarrota en 2008.

“La competición fue dura, con una sala de ventas repleta de compradores que competían contra muchos otros que pujaban por teléfono. El resultado fue que hasta diez compradores distintos pujaban por la misma pieza”, explicaron hoy los responsables de Sotheby’s.

Todos los artistas cuyas obras se subastaron trabajaron en algún momento con Edwin Land, quien se dedicó a recopilar de forma sistemática algunos de sus trabajos para crear así la “Colección Polaroid”, cuyos beneficios ayudarán también a financiar la reestructuración en la que está inmersa esa compañía.

Según explicó la casa de subastas, la colección “proporciona una visión única de la influencia que tuvo la revolucionaria tecnología Polaroid en la historia de la fotografía”, al permitir tomar una foto e imprimirla de forma instantánea.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: