Home Noticias

Cristina Merino. El Periódico de Aragón

Mucho antes de los anuncios navideños de las burbujas doradas, los proyectos cinematográficos y de las aventuras en los fogones de dos conocidos restaurantes barceloneses, Leopoldo Pomés (Barcelona, 1931), obsesionado con la luz, centró su desbordante creatividad en la disciplina fotográfica. Por su certero e hipnótico objetivo han pasado desde supermodelos como Laura Ponte hasta todo un premio Nobel de literatura como Gabriel García Márquez, pasando por artistas como Picasso, Chillida y Antoni Tàpies, y cantantes como Alejandro Sanz.

Todos esos retratos, además de las imágenes costumbristas de la Barcelona de los años 50 y las corridas de toros, han quedado recogidos en un volumen antológico editado por La Fábrica (colección PhotoBolsillo) y prologado por el escritor Eduardo Mendoza, a quien Pomés ha fotografiado en numerosas ocasiones. Dice Mendoza que la clave de la singularidad artística de Pomés reside en “su necesidad de mirar. Mira y hace mirar, y el efecto es casi hipnótico”.

Renovador de la fotografía catalana junto a Colita, Xavier Miserachs y Francesc Català-Roca y figura imprescindible de la gauche divine de la ciudad condal, la mirada de Pomés se posó muy especialmente sobre el mundo de la cultura. Artistas como Antonio Saura, Xavier Valls, Manolo Millares y Joan Brossa; el escritor Julio Cortázar y el editor Jaume Vallcorba (Acantilado) y la actriz Núria Espert han sido algunos de los personajes que han sido inmortalizados en sus más de 50 años dedicados a la fotografía. Una actividad que desde casi sus inicios compaginó con la publicidad, decisión que le trajo consigo no pocas críticas de colegas como Brossa, que lo interpretaron como un gesto poco comprometido con el arte y sí con el dinero.

Sin embargo han sido sus casi 3.500 espots los que han hecho de Pomés una figura reconocida popularmente. Él fue el creador de campañas como las de los cavas Freixenet y sus burbujas, un anuncio cuya fórmula se mantuvo inalterable durante 40 años (desde 1966 hasta el 2006) y gracias a la cual Pomés trabajó con grandes estrellas de Hollywood, desde Gene Kelly, Liza Minelli, Paul Newman y Shirley McLaine hasta, más recientemente, Sharon Stone, Pierce Brosnan y Gwyneth Paltrow. Su obra más reciente se centra en la fotografía de arquitectura.

En este enlace se puede ver una interesante entrevista de Manuel Santos al maestro catalán.

 

 

 

 

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: