Home Noticias


Los hijos y herederos del fotógrafo valenciano Agustí Centelles, Sergi y Octavi, han entregado al Ministerio de Cultura 6.400 negativos pertenecientes a la colección de fotografía publicitaria e industrial de su padre, actividades a las que se dedicó una vez que durante el franquismo, le estuvo vetado el reporterismo gráfico.

Los hijos de Centelles, que en diciembre de 2009 vendieron a la misma institución 12.000 negativos de su etapa como fotoperiodista durante la Guerra Civil española, llevaron ayer las imágenes que tomó en las décadas de los 50, 60 y 70.

Los hermanos Centelles entregarán cada año un 25 % del fondo como dación a cambio del pago de impuestos con lo que, en cuatro años, el ministerio de Cultura de España pasará a ser propietario de la colección.

A la espera de la creación de la sala Centelles en el Centro de la Memoria Histórica de Salamanca, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, destituyó ayer a su directora, María José Turrión, por “pérdida de confianza”. Fuentes del ministerio recordaron que la dirección de este centro es un cargo de libre designación.

El Centro de la Memoria Histórica reúne la documentación del periodo comprendido entre 1936 y 1978, con el fondo del Archivo General de la Guerra Civil Española como principal núcleo. El 20 de julio tuvo lugar el último envío de documentos de Salamanca a Cataluña (unas 350 cajas según el ministerio).

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: