Home Noticias

El próximo jueves 30 de marzo los aficionados a la fotografía en Madrid tienen la oportunidad de acudir a la presentación del libro Inspiración+naturaleza (Anaya Multimedia), que llega al salón de actos de B the travel (19:30 horas, Miguel Angel 33) de la mano de su autora  la fotógrafa española Marina Cano.

Desde su reciente publicación, el libro Inspiración + Naturaleza está viendo cómo se forma en torno a él una marea creciente de atención por parte del público y también de los medios de comunicación que de forma recurrente le dedican reportajes en prensa, radio y televisión. No nos extraña en absoluto porque estamos ante un gran libro de fotografía de fauna que transciende intencionadamente la frontera de lo documental para ir mucho más allá y crear imágenes de arte que tienen a los animales y su entorno como protagonistas.

La verdad es que desde que tuve la oportunidad de leer y ver el libro para realizar la reseña que publicamos semanas atrás, tenía ganas de hablar con su autora.  Ayer pude hacerlo y la verdad es que mis expectativas se vieron colmadas. Marina Cano es tan sencilla y sincera en persona como lo es escribiendo en las páginas de su libro, lleno de consejos cargados de realismo, sin pretensiones ni alimento para el ego.

Marina-Cano

“Hace dos años -nos decía Marina-  que por fin vivo única y exclusivamente de la fotografía. Para conseguirlo hay que hacer muchas cosas, vender fotos, hacer talleres, organizar viajes fotográficos, publicar pósteres, editar libros… en fin, todo lo que se te pueda ocurrir en torno a la fotografía.”

Sin embargo, son muchos, muchos más que dos los años que Marina lleva dedicada a la fotografía y ya antes, mientras que aún ejercía la docencia musical a media jornada, había sido nombrada embajadora de Canon y organizaba una cantidad creciente de talleres y viajes fotográficos. En realidad su contacto con la fotografía viene de muy atrás. Cano creció sintiendo en su pituitaria el penetrante olor del hiposulfito porque su padre tenía un laboratorio fotográfico de blanco y negro en casa. Con todo, no fue hasta los 17 años cuando ella sintió la pulsión de coger las cámaras de papá para tomar fotografías y entonces hizo de todo: retratos de su novio, bodegones, paisajes… hasta que un día las cosas cambiaron.

“Un día Cabárceno se puso en mi camino. Yo hacía mucho paisaje y, de repente, entré allí y las cosas empezaron a cambiar. Hoy, aún después de haber visitado numerosos países de África para fotografiar fauna en ellos, creo que el parque de Cabárceno en Cantabria sigue siendo un lugar único en el que cada vez que voy encuentro algo distinto”.

Esos viajes a países como Kenia, Tanzania, boswana,Sudáfrica… Hace ya mucho tiempo que los organiza como safaris fotográficos en los que ella ejerce de líder para ofrecer consejos a los participantes y para llevarlos a las mejores localizaciones para conseguir imágenes dignas de recordar.

“La diferencia entre un safari al uso y los safaris fotográficos que yo organizo es que para nosotros el tiempo, el cansancio y las ganas de comer no cuentan, solo la búsqueda de las mejores imágenes y para ello dedicamos todo el tiempo disponible a estar en las localizaciones. Normalmente los safaris turísticos regresan al lodge para comer, ir a la piscina, descansar… En nuestro caso no es así. Salimos de madrugada y no volvemos hasta el anochecer cuando las puertas de los parques naturales se cierran para el visitante.

Marina-Cano-2

En esas jornadas maratonianas de toma fotográfica en algunos de los mejores lugares del mundo para capturar imágenes de fauna, queda poco tiempo para el posprocesamiento. Ya de vuelta al lodge, sin embargo, Marina siempre está abierta a ofrecer consejos y no tiene ninguna pega en hablar de cómo realiza el tratamiento de sus imágenes.

“Ante todo, yo no soy purista. Creo que cada uno puede hacer con el tratamiento de las imágenes lo que mejor le parezca, siempre que no engañe”.

Sin embargo, esa postura no significa que Marina recargue los tratamientos de sus imágenes. Todo lo contrario. Incluso cuando habla de sus bellas fotografías de animales en blanco y negro, una parte arrebatadora de su trabajo, confiesa que realiza un proceso de blanco y negro tremendamente sencillo, utilizando las herramientas más directas de Photoshop para la conversión de las imágenes de color a blanco y negro y aplicando luego las opciones de filtros de fotografía que vienen en el programa. Viendo las suaves texturas de sus copias y la riqueza tonal que hay en ellas, está claro que la sensibilidad del artista, en este caso de Marina Cano, es lo que marca la diferencia.

Teniendo en cuenta La franqueza de Marina Cano a la hora de hablar de su obra y su forma de entender la fotografía creo que no deberíais perderos el acto de presentación de su libro.

Acto de presentación jueves 30 de marzo a las 10:30 calle Miguel Angel 33, Madrid. Entrada libre hasta completar aforo

El libro puede ser adquirido en el siguiente enlace: Inspiración+naturaleza

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. A lo largo de los años, he hecho muchos amigos de fotógrafos de vida silvestre. Curiosamente, muchos de ellos eran competitivos en uno o más pasatiempos, o estaban haciendo bien en sus profesiones antes de tomar la fotografía de la vida silvestre. Algunos fueron exitosos fotógrafos comerciales, fotógrafos de bodas, diseñadores gráficos, observadores de aves, mientras que otros fueron médicos retirados, empresarios e incluso abogados. Con sus talentos y conexiones, estas personas podrían haber elegido cualquier afición de lujo que quisieran. Pero una vez que intentaron la fotografía de la vida silvestre, nunca miraron detrás… y de eso estoy seguro.

    Prevalezcan con sus sueños, es el camino a la felicidad (al menos laboral) 🙂

Dejar un comentario: