Home Noticias

Programa-online-de-Princeton de retoque-de-retratos

Recientemente un equipo de investigación de la Universidad de Princeton encabezado por Ohad Fried ha hecho públicos los resultados de un trabajo gracias al que han conseguido un método capaz de realizar modificaciones de perspectiva en un retrato de manera que es posible variar tanto la pose – subir, bajar la cabeza, moverla a derecha o izquierda-  como simular el aspecto que tendría ese retrato si hubiera sido tomado con diferentes ópticas (de gran angular a tele) cosa esta última que consiguen cambiando la relación de tamaño de los distintos elementos del rostro entre sí. El trabajo está publicado y es accesible en la página web de la universidad y además sus autores han creado también un simulador online que permite comprobar los efectos sobre cualquier retrato que subamos a su página: utilizar el simulador online.

Para realizar este vídeo hemos usado una fotografía propia de Deliia BrownEn el vídeo se puede ver cómo es el uso de este programa desarrollado en Princeton y cuáles son los resultados que consigue, es muy corto y muy ilustrativo, no dejes de verlo:

Hasta hoy el paso de la fotografía analógica a la digital no ha significado para la mayoría de los aficionados otra cosa que la sustitución de la película por un sensor capaz de fijar las imágenes. Igualmente en el campo del procesado de imágenes, la mayoría de los procesos posibles servían para recrear y conseguir los resultados posibles en el laboratorio. Sin embargo, estamos en el umbral de que las posibilidades de la imagen digital se diferencien abismalmente de lo que fue en su día la imagen captada con medios analógicos y con ello adentrarnos cada vez más en una nueva frontera de la fotografía.

Las recientes modificaciones añadidas por Photoshop en su filtro Licuar (ver tutorial) introducen potentes algoritmos de análisis de imagen que permiten modificar de forma paramétrica rasgos faciales de una manera convincente. Antes de que Adobe diera este paso, algunos programas de retoque automático como Portrait Pro, por ejemplo, ya habían andado el camino del análisis y la interpretación inteligente de los rasgos faciales mediante sofisticadas técnicas que permiten “mejorar” el aspecto de un sujeto manipulando sus ragos faciales, su maquillaje, textura de la piel, etc. Este es un camino que no ha hecho más que comenzar y que tiene un recorrido largo, muy largo, larguísimo.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: