Home Noticias

NOELIA SASTRE  (ABC.es) Si de algo sabe el equipo que llevó a Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos es de imagen. Si algo obsesiona a Obama desde que empezó su carrera política es la imagen. Por eso ha reclutado a seis grandes fotógrafos -todos estadounidenses, todos cercanos a la ideología y el “cambio” del presidente- para trabajar en la nueva “oficina de fotografía de la Casa Blanca”.

Los últimos en llegar han sido los veteranos editores de fotografía de Time, U.S. News & World Report y Cox Newspapers. Pete Souza, fotógrafo oficial de Obama, envió esta semana un email a la prestigiosa revista PDN anunciando la noticia. En un momento en que las redacciones están recortando personal y presupuesto, Souza se ha dado prisa en contratar a la élite del fotoperiodismo estadounidense para documentar la era Obama.

Alice Gabriner, directora de fotografía de la revista Time, se convertirá en la editora de imágenes de la Casa Blanca y subdirectora de la recién creada oficina. Rick McKay, que pasó por USA Today antes de estar en la oficina en Washington de los diarios Cox (editor del Atlanta Journal-Constitution y otros 16 periódicos) será subeditor.

También trabajará para la corte de Obama Jennifer Poggi, que fue subdirectora de fotografía en U.S. News & World Report y ahora tiene la beca Knight Fellowship para fotógrafos profesionales. Como lo harán Chuck Kennedy, de McClatchy-Tribune News Service, Lawrence Jackson, de la agencia Associated Press (que por cierto fotografía bodas y muestra en su web las tarifas: 3.600 dólares por ocho horas siguiendo a los novios), y la freelancerSamantha Appleton, que ha seguido a Obama durante toda la campaña. Souza anunció estos tres fichajes el mes pasado.

En cuanto a los tiempos, Gabriner y McKay comenzarán a cumplir con sus funciones de fotógrafos oficiales el 13 de abril. Poggi lo hará el 22 de junio. Gabriner, por su parte, se despidió el viernes de Time, donde ha pasado los últimos 10 años. “Echaré de menos a mis compañeros en la revista, pero estoy muy contenta. Es una gran oportunidad de trabajar con Pete Souza y su equipo para documentar esta presidencia histórica”, confiesa Gabriner a PDN. “Estoy encantado de unirme a Pete y al gran equipo que ha formado en la Casa Blanca”, añade McKay.

Souza, ese fotoperiodista al que todos aplauden, estuvo en el Chicago Tribune y en la Casa Blanca del republicano Ronald Reagan. En enero se cambió al bando demócrata para captar las mejores -y más cuidadas- instantáneas de un presidente que controla cada movimiento al milímetro. La suya es una gran coreografía de imágenes.

Comparte este contenido en las redes sociales