Home Noticias

Desde que empezó el  Siglo XXI, hay unos chalados con sus locos cacharros que anualmente celebran el día mundial de la fotografía estenopeica, y lo hacen coincidir siempre con el último domingo de abril, así que ayer fue el día de las cámaras sin objetivo, ni disparador, ni fotómetro ni nada de nada, sencillamente un fino agujerito, de ahí su nombre en inglés (pinhole cameras) y una caja estanca a la luz que plasma en papel o película el milagro de la cámara oscura que es la base óptica de este maravilloso invento que tanto amamos llamado fotografía.

En la página oficial de la organización que promueve este día se pueden ver infinidad de imágenes estenopeicas tomadas por fotógrafos de todo el mundo desde el año 2001 e imagino que, a partir de hoy, empezaremos a ver las obtenidas este año.

Para algunos las estenopeicas con una curiosidad, una distracción DYI o de bricolaje fotográfico, para otros llegan a constituir la base de su trabajo creativo. Ese es el caso de Ilan Wolf un fotógrafo israelí pero que pasa en España grandes temporadas y comparte su saber mediante la impartición de talleres y su obra en múltiples exposiciones demostrando que la cámara pinhole puede llegar a ser mucho más que un juguete.


[ad]

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: