Home Noticias

Desnudos_cambio_climatico

Parece que Spencer Tunick tiene asegurada su fórmula de éxito, desnudar a muchas personas en cualquier lugar, cuantos más sean más noticioso. Desde el punto de vista fotográfico se me ocurre que sus distintas iniciativas tienen un interés desigual con imágenes realmente conseguidas y otras menos.

Este fin de semana le tocó desnudarse a los borgoñones. Unas 700 personas posaron para el fotógrafo estadounidense en un viñedo de la región francesa de Borgoña, en respuesta a una iniciativa de Greenpeace para denunciar los efectos del cambio climático.

Los voluntarios crearon una “inmensa escultura viva” que “ilustra la vulnerabilidad del hombre y de su cultura ante los cambios climáticos”, señala la organización ecologista en un comunicado. El objetivo es llamar la atención de la opinión pública y de los dirigentes políticos ante este fenómeno, cara a la cumbre mundial del Clima que se celebrará en diciembre en Copenhague.

“Si no actuamos aquí y ahora el hombre y el conjunto de su patrimonio cultural están condenados”, ha alertado el director general de Greenpeace en Francia, Pascal Husting. Hoy en día, ha dicho Tunick, famoso por sus fotografías de desnudos masivos, “cuando el mundo se transforma en una jungla de cemento, a veces olvidamos el estrecho vínculo que existe entre nuestro cuerpo y la Tierra”.

Greenpeace ha instado a los líderes mundiales a que alcancen un acuerdo “ambicioso” en la cumbre de Copenhague, donde espera que los países industializados se comprometan a reducir las emisiones de gases contaminantes en al menos un 40% de aquí a 202.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: