Home Noticias

fotoprix-suspende-pagos

Nunca se han hecho tantas fotografías como hoy en día y nunca la industria en  torno a la fotografía ha sido tan débil. Fotoprix, la última gran cadena de tiendas de fotografía en España, con unos 400 trabajadores, ha presentado suspensión de pagos en un juzgado barcelonés con unas deudas de 12 millones.

La cadena viene resintiéndose desde hace años de los cambios que supone la total implantación de la fotografía digital y los nuevos usos fotográficos de los usuarios para los que, cada vez más, una fotografía es algo virtual que se transmite y se enseña electrónicamente pero no en papel.

Según afirma Lalo  Agustina en La Vanguardia “El cambio de paradigma en el sector se visualiza perfectamente con dos datos. El primero: entre el 2006 y el 2011, el revelado de fotografías y las copias pasaron de representar el 90% de las ventas y los beneficios a tan sólo el 20%. El segundo: los más de 30 millones por revelar carretes en el 2005 se convirtieron en… ¡400.000 euros! en el 2013. Y la crisis no se detiene. El año pasado, Fotoprix facturaba dos millones al mes en la red de tiendas propias y este año, los ingresos de esos establecimientos no llegan al millón y medio. En el conjunto de la red superan ya los 15 millones a mitad de año”.

Fotoprix llegó a contar con 300 establecimientos en España, entre centros propios y franquiciados, y hoy posee 95 tiendas en propiedad y 70 franquicias; mientras que la plantilla, que alcanzó las 700 personas, se sitúa ahora en unas 400.

El tremendo repliegue sufrido obedece al desplome de las ventas, que han pasado de los más de 80 millones del 2009 a los apenas 40 millones del pasado ejercicio.

En su demanda de solicitud de concurso, la empresa ha declarado deudas de 12 millones de euros, de los que cerca de la mitad son con la banca. Entre los acreedores importantes también figuran las administraciones públicas: la Agencia Tributaria (2,5 millones) y la Seguridad Social (0,5 millones). La intención de la empresa es negociar con los acreedores, aprobar un plan de pagos con una quita importante y continuar.

Tal  como están las cosas, parece que estamos abocados a un panorama en el que sólo los operadores virtuales con laboratorios que ofrecen sus servicios por internet pero carecen de presencia física en las ciudades van a ser rentables a corto plazo. La verdad es que se echan de menos las tiendas de fotografía en las que podías curiosear los aparatos. Apoyemos las pocas que quedan y compremos algo en ellas de vez en cuando.

fotoprix-tienda

Comparte este contenido en las redes sociales
1 respuesta a este post
  1. Siempre hay un roto para un descosido, y siempre hay una excusa y una explicación para estos de Fotoprix. Pero la culpa nunca es de ellos. MENTIRA. Los únicos responsables son ellos, técnicas de venta absurdas obligadas por un gurú alemán que a todos nos parecían un despropósito pero como le comió la cabeza al señor Porfirio, había que seguirlas al pié de la letra, sufriendo un trato despectivo siempre por los supervisores y sobre todo por los incompetentes jefes de supervisores. Esto es un cuento, ahora dice que tiene deuda y que la pague papá estado. Trabajar allí se convirtió en una pesadilla, con llamadas y correos de jefes con amenazas todos los dias. Cliente misterioso, despidos arbitrarios por ser mujer, si señores!!!!, ahí la causa de despido era si estabas en edad de quedarte embarazada.
    Gente con malas artes, el problema son los trabajadores y os puedo asegurar que eso no les importa nada a ellos.

Dejar un comentario: