Home Tutoriales Photoshop

Al igual que ocurre con el filtro Licuar del que recientemente hicimos un tutorial, el filtro Punto de Fuga posee sus propias herramientas e interface dentro de Photoshop. Su principal utilidad consiste en poder hacer copias en perspectiva de elementos ya existentes en la imagen. Podemos usarlo, por ejemplo, para prolongar un suelo de baldosas, para continuar una pared, agrandar un edificio o añadir ventanas donde no las hay.

Punto de Fuga tiene dos modos de trabajo. Una vez que se ha definido una parrilla de perspectiva, se pueden copiar los elementos que se encuentran dentro de ella en otro lugar de la imagen mediante el tampón de clonar, reproduciendo retazos del objeto de origen. O bien se puede copiar el elemento entero mediante la herramienta de selección rectangular que, metida dentro de la rejilla de perspectiva, tiene un comportamiento especial.

Por sus características, el filtro Punto de Fuga tiene una especial utilidad en el trabajo con elementos arquitectónicos pero, sin duda, cada uno de vosotros le encontrará su propia aplicación.

En estas dos fotografías se puede ver el resultado de aplicar el filtro Punto de Fuga para ampliar la pared de pavese

Comparte este contenido en las redes sociales
5 respuestas a este post

Dejar un comentario: