Home Libros de Fotografía

Casi de la noche a la mañana Roberto Valenzuela se convirtió en un autor de éxito con sus dos primeros libros de fotografía de los que ya hemos hablado aquí: La fotografía perfecta y El posado perfecto,  centrado uno en el uso inteligente de la composición y las localizaciones y el otro, como su nombre indica, con un nuevo método para aprender a posar sin tener que memorizar reglas sino comprendiendo un sistema de 15 puntos propuesto por el autor.

Tenía toda la lógica que Valenzuela escribiera un tercer libro y lo ha hecho, se llama La iluminación perfecta y es una de las novedades de Anaya Multimedia del verano. El título no deja lugar a dudas, las 320 páginas de este volumen están dedicadas a desbrozar todos los conceptos y conocimientos relacionados con la iluminación fotográfica.

El contenido del libro es completo y sistemático ya que ese es el estilo de Valenzuela. Le gusta crear reglas o sistemas, algo que resulta bastante útil en la docencia. Para empezar el autor divide toda posible clase de luz en tres categorías: luz circunstancial, luz de ayuda y luz controlada. La luz circunstancial engloba lo que otros autores denominarían luz natural o luz ambiente. Es la luz disponible con todas las circunstancias que la modifican. La luz de ayuda es la que aportamos con un flash de relleno, un reflector, un difusor, etc. Finalmente la luz controlada es la dispuesta al cien por cien por la voluntad y decisión del fotógrafo.

Para ofrecer a los lectores todo el conocimiento necesario para entender en profundidad  la iluminación fotográfica. Valenzuela inicia el libro con una primera parte de tres capítulo dedicados a explicar el comportamiento de la luz y conceptos como el cuadrado de las distancia, los ángulos de reflexión, el tamaño de la fuente, etc.

Una vez que se comprenden los fundamentos el autor pasa a explicar en otros tres capítulos más los 10 elementos que pueden modificar la luz circunstancial, cómo trabajar con ellos y ejercitarse en su utilización. Como era previsible, lo mismo hace con la luz de ayuda. Es este caso entra a explicar en profundidad, con sendos capítulos, las técnicas de uso del reflector y el difusor.

También dispone de su propio apartado el uso del flash que tiene 4 capítulos en los que  primero se explica el funcionamiento del flash y sus funciones clave, y luego se plantean 22 ejercicios, técnicas avanzadas y su uso como elemento de ayuda.

Cierra el libro un interesante apartado en el que se incluyen 20 casos de estudio en los que el autor explica todas las circunstancias de la iluminación y el porqué de las decisiones adoptadas.

La verdad es que de todos los posibles aspectos de la fotografía, a la iluminación, pese a su decisiva importancia, se le dedica un número relativamente reducido de libros. Por esta razón y los la pracidad de su planteamiento, creo que a este libro es muy posible que le acompañe el mismo éxito sosechado por las dos previas obras del autor.

El libro se puede adquirir a través de este enlace: La iluminación perfecta.

Comparte este contenido en las redes sociales

Dejar un comentario: